Diego Simeone

Y es que sin haberlo buscado, el Atlético de Madrid construyó de nuevo un relato donde se siente cómodo. Para colmo, y sabiendo que 80 minutos de reduccionismo total no le bastarían, agarró la escena, la sacudió, y se permitió un tramo de presión y derroche en campo contrario. Todos los futbolistas se fueron al ataque, ninguno dudó y vivieron hasta el final de la primera parte en una igualdad en el terreno, sumando más pases, recuperando más arriba la pelota y disputando el juego más alejado de su principal sustento, un Jan Oblak que volvió a estar para todo.
Fue así como el Atlético se garantizó no caer en el Emirates, pues pudo plasmar en el césped que de su lado tiene a Oblak, Griezmann, un sentimiento renacido y una mentalidad competitiva intacta cuando toca llegar al límite, cuatro argumentos donde, sin matices, es superior al Arsenal inglés.
El Arsenal por varios tramos llegó hacerlo realmente bien. Solo que les faltó anotar y aveces le faltó algo de veneno arriba. 
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Ahora, sé que soy pesado y aburrido con lo de la calidad de los futbolistas, pero es que ayer el Atletico en gran parte no pierde porque Oblak y Griezmann juegan en su equipo. Antoine tiene la calidad para no fallar, nadie en el Arsenal tiene eso, y Oblak para salvar. 

Sobre este ultimo, supongo que yo tendría que haber sido colchonero para comprender porque hinchas del Atleti dicen preferir a Courtois. Comprendo lo de la seguridad aerea y tal, pero es que a día de hoy en la elite, portero que no le haga milagros a su equipo, no se si decir restar, pero definitivamemte que será menos determinante.. 

Porque se dice mucho que esa buena colocación se lo hace más facil y evita que tenga que hacer esas paradas, cosa que discrepo. Tarde o temprano no va ser suficiente la academia y se va a necesitar “magia”. 
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Esa ” magia” que tuvo Iker , y que hoy tienen Ter Stegen, De Gea y Jan Oblak.
El ataque posicional del Arsenal me pareció demasiado pobre y falto de recursos como para aprovechar la ventaja de la inferioridad numérica del Atleti. El único plan era cargar el punto de penalti con centros laterales pisando línea de fondo previamente para después encontrar en el área a Lacazette. El francés es muy buen rematador de cabeza, es un caso parecido al de Kevin Keegan en cuanto a estatura y potencia en el salto, pero fiarlo todo al centro lateral cuando los de Simeone protegen el área con Oblak y Godin me parece muy rudimentario e ineficaz. El ex del Villarreal cuajó un partidazo anoche que recordaba al mejor Piqué. El central culé suele mostrar su mejor versión cuando su equipo sufre y él tiene que defender el área para que no se caiga el sistema defensivo. Fue más o menos parecido. 
Lo de Thomas de lateral derecho invita al optimismo, qué bien anticipó delante de Welbeck y qué bien presionó cuando el Atlético se estiró en los minutos finales de la primera parte. Respecto a Oblak, su partido fue increíble. El paradón a Ramsey es mágico.